El viernes 13 de diciembre pudimos disfrutar en el salón de actos de la AECC-Jaén de Jasón y los Argonautas (Jason and the Argonauts), el título que inauguraba la sección “Recordando…” de la programación de CINE SIN FIN.

Con esta sesión hicimos un homenaje tanto a la conmemoración del 50 aniversario de su estreno (en 1963) como al gran mago de los efectos especiales Ray Harryhausen, fallecido en este 2013. La película nos hizo vibrar con sus memorables escenas protagonizadas por seres mitológicos, obra de Harryhausen, y nos mostró la minuciosidad y la calidad de unas técnicas difíciles de encontrar en nuestros días, teniendo en cuenta sobre todo los enormes avances tecnológicos del cine en las últimas décadas.

El posterior debate, con el que cerramos las sesiones de cine-fórum de CINE SIN FIN, nos llevó a reconocer el acertado tratamiento de la mitología griega en la película y se demostró que nunca está de más revisar una cinta vista hace mucho tiempo. Pero, sobre todo, la conversación se centró en los aspectos técnicos de la película, en ese trabajo incansable de Harryhausen y en su influencia posterior, recogida por directores que, abiertamente, reconocen haber tomado prestadas algunas de sus geniales creaciones. Burton, Landis, Raimi, Selick… y así hasta un largo etcétera de cineastas que le homenajearon en vida, y que reconocieron que con su pérdida este año desaparecía una figura esencial en lo técnico, que fue capaz de hacernos creer en lo increíble con sus propias manos. 

Tagged with: