Este viernes 7 de marzo CINE SIN FIN retoma la sección “Óperas primas” con una sesión de cine-fórum en torno a Los 400 Golpes (Les quatre cents coups, 1959), el debut tras las cámaras de François Truffaut.

En 1954, el más feroz de los críticos de Cahiers du Cinéma, François Truffaut, escribió “Una cierta tendencia del cine francés”, donde arremetía contra los convencionalismos del cinéma de qualité que pervivió en la postguerra, a la par que daba el pistoletazo de salida a la politique des auteurs que abanderó. En 1957 apuntó que el futuro cine francés «lo harían los aventureros» y que los nuevos cineastas hablarían de la vida, la política o el amor «en primera persona». Un año después refrendó su vaticinio presentando Los 400 Golpes, con marchamo de renovación y de autoría, en lo cinematográfico y en lo personal, y así, nació Antoine Doinel: en, por y para el cine, como un álter ego tan insuficiente como necesario de su creador.

20140307-LOS_400_GOLPES-Foto

Más allá de rupturas formales, Truffaut fue un estilista delicado y sensible que volcó en imágenes todo el entusiasmo y la pasión de un eterno enamorado de la vida y el cine. Amante impenitente y voraz de libros y películas (y de mujeres, a qué engañarnos) su debut en el largometraje fue uno de los santos y señas de la nouvelle vague que barrería el cine francés y, de paso, todo el cine europeo.

Las olas: en el trasfondo de un mar inmenso y libre, un travelling prodigioso acompaña al protagonista y se acerca a él en un zoom que se congela con la mirada a cámara de un Antoine expectante y quizás temeroso ante un futuro tan abierto e impredecible como la imagen de cierre. O cómo desde la sobriedad hacer poesía.

CINE SIN FIN propone esta sesión en colaboración con la Asociación MÁS QUE CINE de Ronda. Como siempre, en el salón de actos de la A.E.C.C. en Jaén, a las 20.30 horas, con debate posterior abierto conforme al formato cine-fórum. Esperamos poder compartir esta gran película con vosotros.

[ Detalles de la sesión ]

Tagged with: