Los Goonies, de Richard Donner (1985).

En una reflexión personal diré que bajo mi punto de vista, cada década que me ha tocado vivir tiene algo característico y reseñable, que ha marcado a esa generación, que lo vivió en directo y con el paso del tiempo no ha caído en el olvido… si no que perdura haciendo esa aventura más actual y viva que nunca.

En este caso y como podréis adivinar, estoy refiriéndome muy directamente al largometraje de aventuras LOS GOONIES.

Ya en el momento que se empezó a rodar en el año 1984, causo una gran expectación y sorpresa, no solo porque estaba respaldado por nombres que vivían el cenit de su carrera cinematográfica, como el del directo Richard Donner (Superman, La Profecía…), considerado unos de los mejores directores de todos los tiempos por la versatilidad en su trabajo, tocando multitud de géneros. A la historia hay que unir también el nombre de Steven Spielberg (el director y realizador más importante en aquel momento), ya que fue el creador de la historia, y que contó con la  adaptación al guión, del genial Chris Columbus (Aventuras en la Gran Ciudad, Sólo en Casa…).

gordi jakson

Todos estos ingredientes,  hicieron crear una de ’’las mas increíbles cuotas de expectación que se recuerdan para una película”, hasta el punto de que artistas como Michael Jackson, se dejaran caer de vez en cuando por el set de rodaje para fisgar y echar un vistazo.

Los Goonies, no sólo supero las expectativas creadas (no como las películas de ahora…), si no que creó algo importantísimo y irrepetible que fue: “La Generación Goonie” y es que en la mente de todos resuena aquello de “un goonie nunca dice muerto. La expectación y cientos de homenajes que se han realizado este año con motivo de su 30 aniversario, deja buena constancia de ello.

Invito a toda la familia a vivir de nuevo esta aventura llena piratas, humor, amistad,  ternura y sobre todo muchas “Tuampas”.

En definitiva una gran aventura, acompañado con unos de los mejores scores musicales de la historia, compuesta por “Dave Grusin” y  el tema principal cantado de “Cyndi Lauper”.  Un rato maravilloso, dónde los malos son adorablemente crueles, dónde los sentimientos y las amistad nace desde el corazón, sin importar las apariencia externa que tengas.

¿Te consideras un auténtico Goonies?

Tagged with: