Posts by: Ana Verónica Cabrera López

Empezaré citando una frase que resume a esta comedia francesa de finales de los noventa (1998) y de tan sólo 76 minuto de duración, que recuerdo cada vez que disfruto de esta película.

“nunca discutas con un idiota, te bajará a su nivel y allí te ganará por experiencia”

A modo de consejo previo para ver esta película, nunca asistas a la cena de un desconocido un miércoles por la noche. Existe el día del padre, de la madre, de la paz, del beso, etc. Existe un día para todo, y con los idiotas no iba a ser menos.

El miércoles es el día del idiota, al menos para Pierre Brochant (Thierry Lhermitte), un apuesto y exitoso editor que goza de una buena vida en todos los aspectos. Desde hace años, Pierre se reúne cada semana con sus amigos en una cena muy especial, una cena de idiotas, un lugar dónde los “exitosos” se ríen a sus anchas y compiten entre ellos, para ver quién ha encontrado al idiota supremo, el idiota de los idiotas. En esta ocasión, Pierre está de enhorabuena puesto que ha localizado a François Pignon (Jacques Villeret) un contable bonachón y algo idiota, según los criterios de Pierre, ya que este siente especial devoción por las maquetas de cerillas. Lo que iba a empezar siendo la crónica de la victoria de su idiota, se va complicando hasta el punto de que Pierre está a punto de perderlo todo, y tiene que recurrir a un viejo amigo con el que ya ni habla, Juste Leblanc (Francis Huster), antiguo compañero de la mujer de Pierre, Cristine (Alexandra Vandenoot).

unnamed

Este es el hilo argumentar principal de “La Cena de los Idiotas” en el que con tan sólo siete personajes, se crea una de las situaciones más cómicas del cine francés, pero en realidad es mucho más que una comedia. Es una de las mejores adaptaciones cinematográficas de una obra teatral, de Francis Veber también, de los últimos años. Arrasó tanto en los teatros como en las taquillas francesas, pero su éxito no se ha restringido sólo al país galo, ya que en 2010 se realizó un remake americano de la película, y la obra de teatro ha sido llevada a escena en diferentes países europeos.

Para mí, La Cena De Los Idiotas es la venganza de los idiotas del mundo, en algún momento alguien nos ha tratado así, como si ellos fueran más y nosotros, simples idiotas de diferentes edades, pero idiotas al fin y al cabo, que ni siente ni padecen, pero es que ser idiota es tan relativo…

El éxito de este humor (tanto en teatro como en pantalla grande), reside en gran medida en la cotidianidad de sus situaciones, incluso los diálogos nos resultan tan familiares, que los podríamos decir cualquiera de nosotros en algún momento.

Y es que, al igual que dice la maravillosa letra de la canción de los créditos del inicio, compuesta por Vladimir Cosma, al igual que toda la banda sonora restante; “a los veinte años o siendo abuelo idiota se es, si idiota se es.”

Tagged with:
 

¿Quién mató a la Laura?

Esta es la pregunta que nos hace el director Otto Preminger durante los  aproximadamente 90 minutos que dura este clásico de 1944, considerado  además una joya del cine negro.

No, no nos engaña, desde el minuto uno sabemos que Laura (Gene Tyerne) ha muerto. Se trata de averiguar quién y por qué ha sido capaz de matar a una de las mujeres más misteriosas de Hollywood, cuya intérprete es reconocida como uno de los rostros más bellos de la historia del cine.
laura cuadro waldo detective

Estamos ante una auténtica femme fatale, capaz de enamorar uno a uno a todos los hombres que forman parte de su vida de alguna manera. Su presencia parece envolverlo todo como un centro de gravedad del que es difícil escapar. Ella, al igual que su retrato dominando la estancia, domina la vida de todos los que la han conocido, incluso después de muerta. Waldo (Clifton Webbs), su mentor, su amigo y sobre todo el narrador que nos muestra pequeños retazos de su vida y, no puede más que contar con nostalgia y en primera persona quién era ella. El magnetismo que despierta la enigmática personalidad de la Laura es tal que hasta McPherson (Dana Amdrews), el detective encargado de resolver su asesinato, acaba fascinado con ella. Para finalizar con el elenco de actores y complicar aún más la trama de la búsqueda del culpable, entra en escena Shelby (Vincent Price), un apuesto mujeriego con el que Laura iba a contraer matrimonio.

Con apenas cuatro personajes fundamentales en los que basar la trama, y escasez de decorados, Otto Preminger dio forma al que quizás sea su título más conocido. Laura es además la película con la que se ganó la confianza de los directivos de Hollywood, y lanzó al estrellato a dos artistas aún desconocidos para el gran público; Tyerne y Amdrews.

Viendo este film, no puedo más que pensar que todo encaja a la perfección; una dirección pulcra, un guión repleto de giros inesperados y una actuación magnífica por parte de todos los actores (destacando de sobremanera el trío de principales). Cabe destacar la fotografía a cargo de Joseph LaShelle,  llevándose en esta categoría uno de los cinco óscar a los que estaba nominada  la película.

Por último, y no menos importante, David Raskin le dotó de una bellísima e inolvidable banda sonora, que nos envuelve poco a poco con un sugerente halo de fantasía, tal y como haría la mujer del retrato.

En mi opinión, todo aficionado al cine debería ver y conocer esta gran joya llamada Laura. ¿Y tú, sabes quién mató a Laura?

 

 

 

Tagged with:
 

Aprovechando una de las fiestas preferidas para los más pequeños de la casa, CINE SIN FIN finaliza su programación de Otoño 2014 con una sesión de “Cine Para Todos”, una oportunidad única para disfrutar en familia de un clásico de aventuras: La Princesa Prometida (The Princess Bride).

20141222-THE_PRINCESS_BRIDE-Foto_redes

Estamos ante una de las películas con más encanto de la historia, un maravilloso cuento de hadas con sello propio basado en la obra literaria homónima del guionista de cine William Goldman (Todos los hombres del presidente, 1976), publicada bajo el seudónimo de Simon Morgenstern. Durante muchos años el guión adaptado por el propio Goldman estuvo en la sombra de Hollywood, hasta que finalmente fue llevado a la gran pantalla de la mano del director Rob Reiner (Algunos hombres buenos, 1992) en 1987.

Nuestra historia comienza con un abuelo leyendo a su nieto un cuento sobre el amor verdadero, el amor truncado entre la bella Buttercup y el joven Wesley. A partir de este momento cada uno de los entrañables personajes del cuento irán apareciendo en escena para dar “vida” a esta épica aventura y dar sentido a una de las frases más míticas del cine: “Hola, me llamo Iñigo Montoya, tú mataste a mi padre. Prepárate a morir”. Durante sus 94 minutos podremos disfrutar del reino mágico de Florín, donde tendremos persecuciones, duelos a espada e ingenio, venganza, lealtad y amor verdadero. Todo ello acompañado de una gran dosis de sentido del humor y una hermosa banda sonora compuesta por el mismísimo Mark Knopfler (Dire Straits) junto a Willy Deville.

Desde CINE SIN FIN nos alegra mucho poder invitar tanto a los más pequeños de la casa como a los no tan pequeños a compartir este clásico del cine. Os esperamos el próximo lunes 22 de diciembre a las 18:30 horas, en el salón de actos de la AECC-Jaén (Av. Eduardo García Maroto 26, entrada por puerta trasera). Y os avanzamos que la programación de la temporada Invierno 2015 comenzará a la vuelta de las fiestas, el viernes 9 de enero, con un clásico del cine del país del sol naciente. Pronto tendréis información al respecto.

20141222-THE_PRINCESS_BRIDE-Poster_webLA PRINCESA PROMETIDA

Rob Reiner

“The Princess Bride”

EE.UU. (1987) – 93 min.

Versión doblada al español – Todos los públicos.

VOLVEMOS CON LA TEMPORADA INVIERNO 2015 EL VIERNES 9 DE ENERO.