Currently viewing the tag: "1952"

Iniciamos la programación cine-fórum de primavera de CINE SIN FIN con un clásico entre los clásicos: El Hombre Tranquilo.

Verdes y bucólicos paisajes, cerveza negra, pelirrojas con carácter, whisky, católicos y protestantes, peleas, emigración… todos los tópicos sobre la “Isla Esmeralda” aparecen en esta cinta en la que John Ford abandona momentáneamente el western para mostrarnos un retrato nostálgico y costumbrista de la Irlanda de los años 20.

Fotograma-hombre-tranquilo-John-Ford

Estrenada en el año 1952, El Hombre Tranquilo supuso el cuarto (y último) Premio de la Academia a la Mejor Dirección para John Ford, quien nos retrata a través de una comedia romántica el choque cultural entre generaciones y entre las sociedades de un lado y otro del Atlántico sirviéndose de un gran elenco de actores en estado de gracia encabezados por John Wayne y Maureen O’Hara.

Uno de los grandes clásicos de la historia del cine que podremos disfrutar el próximo viernes 4 de Abril, como siempre a las 20:30 horas, en el Salón de Actos de la AECC.

Tagged with:
 
Escena de traidor en el infierno, de Billy Wilder

Escena de Traidor en el infierno, de Billy Wilder

Tras una ilusionante primera temporada y las merecidas vacaciones navideñas, CINE SIN FIN inicia este viernes 10 de enero (20:30, A.E.C.C. Jaén) la nueva temporada. Comenzamos con otro título de la sección “Clásicos” y de nuevo recurrimos a uno de los grandes directores, Billy Wilder, con su película de 1952 Traidor en el infierno (Stalag 17).

Nacido como Samuel Wilder en el todavía Imperio Austro-Húngaro en 1906, iniciaría su carrera en el cine en Alemania a finales de los años 20, pero abandonó el país tras la llegada de Hitler por su origen judío, llegando finalmente a Hollywood, donde recibiría el apoyo de otros ilustres emigrados del nazismo como Ernst Lubitsch. A partir de entonces Billy Wilder desarrolló una de las carreras más aclamadas de la profesión, con títulos inolvidables en el cine negro (Perdición, El crepúsculo de los dioses, El gran carnaval) o la comedia (Con faldas y a lo loco, El apartamento, Irma la dulce). Traidor en el infierno nos sitúa en un campo de prisioneros nazi en plena Segunda Guerra Mundial, alejándose del género bélico para internarse en el género transversal “de prisiones”. Confianzas y desconfianzas, el típico humor negro de Wilder e interpretaciones como la protagonista de William Holden (que le valdría el Oscar) o el pequeño papel de Otto Preminger, otro conocido cineasta también austro-húngaro y también emigrado a Hollywood tras la llegada de Hitler al poder.

Esperamos en esta nueva temporada de CINE SIN FIN seguir apuntalando nuestra apuesta por el consumo colectivo del cine en versión original y seguir conformando edificantes debates conforme al formato cine-fórum, para ir más allá de la simple proyección y crear un foro abierto de opinión sobre qué nos cuentan las películas y cómo nos lo cuentan.

[ Detalles de la sesión ]

Tagged with: