Currently viewing the tag: "David Lynch"

Surrealista, agobiante, terrorífica, irreverente, onírica, hipnótica, misteriosa, hermética, irónica, reveladora, desagradable, antinarrativa, deslumbrante… son algunos de los calificativos que ha recibido esta película durante sus casi cuarenta años de vida.

“Cabeza borradora” es todo eso y nada a la vez. Una cinta que consumió siete años de la vida de Lynch, en uno de los debuts suicidas más valientes de la historia del cine.
14914630_10209619763563296_1926723960_n
Y es que esta película no tiene una estructura de desarrollo convencional, sino que se trata más una sucesión de imágenes kafkianas que conforman una metáfora sobre la mente y vida de su propio creador a través del personaje protagonista.

Por ello su visionado resulta menos áspero cuando nos dejamos llevar por su mundo sin cuestionar el significado de cada elemento. Y hay mucho que descifrar por si queremos adentrarnos y comprender un poco más a este peculiar y sorprendente director.

14958181_10209619763523295_1173439950_oEraserhead es un film de sensaciones, el terror por el terror, una pesadilla febril que deja un poso en nuestra psique desarrollándose más hallá de sus créditos finales. Un plato difícil de digerir, pero que puede transmitir un sinfín de nuevos sabores cinematográficos para el paladar más curioso.

Tagged with:
 

Todo parece estar en armonía y tranquilidad en el pueblo norteamericano de Lumberton, sus casas unifamiliares con jardines inmaculados, los bomberos que saludan al pasar en camiones que parecen haber sido utilizados para un desfile más que para apagar un fuego, los hombres riegan el jardín y mientras una melodía suena en la radio. Es la ameríca idílica en la que, tras esa ilusión de felicidad, algo la hará estallar. Películas como «Pleasantville» o «American beauty» repetirán, diez años más tarde, este mundo perfecto que derrepente se quiebra

13149840_10207875937029769_185408819_n

Así, de esta manera Lynch pretende mostrarnos la dualidad existente en este mundo. Por un lado, lo superficial y tradicional cargado de aparentes buenas intenciones encarnados también en los personajes que interpretan Kyle MacLachlan y Laura Dern, actores fetiches de Lynch con el que colaborarán en multitud de proyectos; por otro lado, la pura realidad, el lado oscuro que se esconde detrás de todo, encarnados en los personajes de Isabella Rossellini y Dennis Hopper

.13148409_10207875929909591_1816391413_o

David Lynch director surrealista por excelencia, recrea situaciones extrañas y ambientes perturbadores. Carga de simbolismo todas y cada una de las escenas de sus películas, haciendo que el espectador se adentre en ellas y busque su significado. Antes de «Blue Velvet» dirigió otras tres películas demostrando su gusto, refinamiento y su amor por el cine clásico, éstas fueron: «Erased head» (1977), «The elephant man» (1980), su primer éxito comercial y «Dune» (1984), su primer desastre en taquilla aunque posteriormiente se ha convertido en un film de culto entre los amantes de ciencia ficción.

                                  13128802_10207875929949592_1759946241_o

Dino De Laurentiis, productor, afirmó que tras dificultar y cortar la libertad creativa del director en «Dune», decidió darle una segunda oportunidad demostrando esta vez total confianza en él en «Blue velvet». Por ella, Lynch fue nominado al Óscar y le llevó al estrellato internacional, muchos (como el director Woody Allen) la calificaron como la mejor película de 1986 o otros consideran que el aura de misterio de la película es comparable a las que creaba el mismísimo Hitchcock. Después ha demostrado ser un director prolífico y polifacético atreviéndose por ejemplo, con la serie para televisión reconocida mundialmente «Twin peaks» y también con anuncios, videoclips, música, etc. Entre sus largometrajes posteriores están «Wild heart» (1990) , «Twin peaks: fire walk with me» (1992), «Lost Highway» (1997), «The straight story» (1999), «Mulholland drive» (2001) y por último «Inland empire» (2006). Actuamente, ha retomado el rodaje para la segunda parte de la serie «Twin peaks», que probablemente se estrene en televisión en 2017.

Volviendo a «Blue velvet», esta película toma su nombre de la canción de Bobby Vinton «Blue Velvet», famosa en 1963 (puedes escucharla aquí), además el film muestra algunos elementos estéticos representativos de esta época. Pero la banda sonora completa, corre a cargo de Angelo Badalamenti, pianista que entró en el cine de la mano de Lynch y con el que ha trabajado en numerosas ocasiones. Su mayor éxito lo obtuvieron con la serie Twin Peaks, cuya banda sonora se convirtíó en todo un éxito de ventas (puedes escucharla aquí). Por su partitura para «The straight story» fue nominado al Globo de Oro a la mejor banda sonora en 1999 y también en 2002 se repitió la nominación por «Mulholland drive».

13100993_10207875936989768_1172228472_n

En resumen, «Blue velvet» es una película molesta, oscura y que quiere sacudir conciencias. Nos hace plantearnos conceptos como bien/mal, pureza/suciedad o dignidad/castigo. Quizá la mejor película o la más representativa de la filmografía de un director considerado hoy de culto pero que actualmente todavía demuestra no haberse acomodado con su manera de filmar y no deja de buscar nuevos caminos

Tagged with: