Currently viewing the tag: "fantasía"

Bastian (Barret Oliver) es un chico que usa su imaginación como refugio para sus problemas del día a día, entre los que se encuentran las peleas en el colegio y sobre todo la pérdida de su madre. Un día, después de haberse librado de algunos niños que insisten en atormentarlo, Bastian entra en una librería. Una vez allí, el propietario le enseña un libro antiguo llamado “La historia interminable”, el cual lo clasifica como peligroso. Ese hecho provoca la curiosidad del niño y decide llevárselo. La lectura lo transporta al mundo de Fantasía, un lugar que espera desesperadamente la llegada de un héroe. La emperatriz del lugar (Tami Stronach) se debate entre la vida y la muerte y su alrededor vive temiendo al feroz Nada. La única esperanza es Atreyu (Noah Hathaway), que buscará la cura para la enfermedad de la emperatriz con la ayuda de Bastian. Bastian se da cuenta de que la salvación de Fantasía depende de él; de que consiga entrar dentro del libro…

La-historia-sin-fin

Wolfang Petersen cogió el nombre y el guión, de una novela del mismo nombre escrita por Michael Ende. Que en alemán es Die unendliche Geschichte. Fue estrenada en estrenada el 6 de abril de 1984 y coproducida por Alemania Occidental y por Estados Unidos.

FOTO_HISTORIA_3

Sin duda, uno de los aspectos más impactantes de la película son los “efectos especiales” que en 1984 todavía se realizaba sin la ayuda de computadoras. Todas las figuras tuvieron que ser diseñadas y elaboradas de verdad. Primero se realizaban pequeñas figuras de barro como maqueta que luego se construían en tamaño real con yeso. Las figuras de yeso servían como molde para la espuma que ocultaba la mecánica del interior de los personajes. Para hacerse una idea de la complejidad de dichas figuras: eran necesarios 15 titiriteros para manejar a un único personaje. Algunos de estos muñecos peculiares todavía se encuentran en la ciudad del cine de Baviera: de hecho una de las atracciones más populares es el paseo en la figura original del dragón de la fortuna de esta película.

ob_3b0a16_1

La película, forma parte de una trilogía, cuya segunda parte ( The Neverending Story II: The Next Chapter) fue estrenada en 1990. Quiere seguir con el argumento del libro de Ende, tomando temas de la segunda parte del libro, pero alejándose y perdiendo totalmente la esencia de la historia original.

La tercera parte, fue estrenada en 1994. La película está basada en algunos de los personajes de la novela original, pero con una historia completamente nueva.

Tagged with:
 

Película británica perteneciente al género de la fantasía, actualmente considerada de culto y catalogada para todos los públicos en la que quizá mayores lleguen a disfrutar casi igual o incluso un poco más que los más pequeños de la casa.

12656020_10207199399556755_609253817_oEsta producción necesitó de 5 años de trabajo, por lo elaborado de sus escenarios, personajes e incluso objetos, siempre en movimiento. Cuenta con una cuidada estética y con la creación de un mundo entero de fantasía. Los personajes son marionetas, pero a pesar de ello tienen mucha vida y hacen que entremos de lleno en la historia de “Cristal Oscuro”.

12714263_10207199400196771_102927391_n

Estas características no podían ser de otra forma debido a los directores con los que cuenta el film: Jim Henson creador de “Los Teleñecos”, “Fraggle Rock”, ha dado vida a algunos de personajes de “Barrio Sésamo” (como la rana Gustavo), también fue director y guionista de la miniserie “El Cuentacuentos” y entre sus películas se encuentran “Dentro del Laberinto” (1986) y “Las tortugas ninja” (1990), así que si en este punto no te has transportado ya a tu más tierna infancia puedo decirte con todas las letras que no la tuviste; el otro director es Frank Oz, colaborador en los proyectos de Henson y ha dado vida a algunos de los personajes de “Los Teleñecos” y “Barrio Sésamo” como por ejemplo a la Cerdita Peggy, aunque su trabajo más emblemático fue dar vida a Yoda maestro Jedi de la saga “Star Wars” en sus episodios V y VI.

12698775_10207199400316774_1902387937_o

Para el diseño artístico contaron con Brian Froud, ilustrador británico de cuya procedencia obtiene parte de su inspiración con coloridos terrosos y grandes paisajes. A raíz de la película publicó un libro con todas las características del mundo que había diseñado (“El mundo del cristal oscuro”). También colaboró con Jim Henson en “Dentro del Laberinto” y “El Cuentacuentos”.

De la banda sonora destacar que acompaña de forma exquisita los momentos de acción, para ello contó con Trevor Jones, que después crearía bandas sonoras como las de “El último mohicano” (1992) o “En el nombre del padre” (1993).

Si os gustan los mundos de fantasía y ficción no debéis perderos este film inspirado en una ilustración original de Lewis Carrol de cocodrilos con ropajes y joyas, y cuya premisa del director fue “traer de vuelta la oscuridad de los cuentos de hadas de los Gimm”.

Recurso - Fotografía Jasón y los ArgonautasDespués de un pequeño paréntesis festivo, este viernes 13 de diciembre CINE SIN FIN vuelve al salón de actos de AECC-Jaén (20:30) para inaugurar la sección “Recordando…” con una sesión de cine-fórum dedicada a Jasón y los Argonautas (Jason and the Argonauts), dirigida por Don Chaffey en 1963.

Con esta sesión recordamos, para empezar, que en este 2013 que se va acabando se cumplen 50 años del estreno de esta película británica, convertida ya en todo un clásico del cine fantástico y de aventuras, además de ser uno de los más esmerados acercamientos a la mitología griega. Pero recordamos también a una figura esencial del cine mundial que participa en ella, y que nos dejó en este 2013: Ray Harryhausen, un auténtico mago de los efectos especiales que creó y perfeccionó técnicas muy avanzadas para su tiempo, en las que ponía todo su esmero artesanal, y cuya influencia es innegable en películas de cineastas como Tim Burton, Sam Raimi o John Landis.

Desde CINE SIN FIN pretendemos compartir con los asistentes una película que nos entretendrá con sus aventuras, sus mitos antiguos, algunos lugares de rodaje impresionantes, una música excepcional (a cargo del gran Bernard Herrmann) y unos efectos especiales que sorprenden incluso en la era digital, sobre todo teniendo en cuenta que Harryhausen trabajaba sin descanso y en solitario para crear imaginativas secuencias que, en ocasiones, le llevaban meses de trabajo. Material más que suficiente para un debate posterior muy animado. La película y Harryhausen lo merecen.

[ Detalles de la sesión ]

Tagged with: