Currently viewing the tag: "Francis Veber"

Empezaré citando una frase que resume a esta comedia francesa de finales de los noventa (1998) y de tan sólo 76 minuto de duración, que recuerdo cada vez que disfruto de esta película.

“nunca discutas con un idiota, te bajará a su nivel y allí te ganará por experiencia”

A modo de consejo previo para ver esta película, nunca asistas a la cena de un desconocido un miércoles por la noche. Existe el día del padre, de la madre, de la paz, del beso, etc. Existe un día para todo, y con los idiotas no iba a ser menos.

El miércoles es el día del idiota, al menos para Pierre Brochant (Thierry Lhermitte), un apuesto y exitoso editor que goza de una buena vida en todos los aspectos. Desde hace años, Pierre se reúne cada semana con sus amigos en una cena muy especial, una cena de idiotas, un lugar dónde los “exitosos” se ríen a sus anchas y compiten entre ellos, para ver quién ha encontrado al idiota supremo, el idiota de los idiotas. En esta ocasión, Pierre está de enhorabuena puesto que ha localizado a François Pignon (Jacques Villeret) un contable bonachón y algo idiota, según los criterios de Pierre, ya que este siente especial devoción por las maquetas de cerillas. Lo que iba a empezar siendo la crónica de la victoria de su idiota, se va complicando hasta el punto de que Pierre está a punto de perderlo todo, y tiene que recurrir a un viejo amigo con el que ya ni habla, Juste Leblanc (Francis Huster), antiguo compañero de la mujer de Pierre, Cristine (Alexandra Vandenoot).

unnamed

Este es el hilo argumentar principal de “La Cena de los Idiotas” en el que con tan sólo siete personajes, se crea una de las situaciones más cómicas del cine francés, pero en realidad es mucho más que una comedia. Es una de las mejores adaptaciones cinematográficas de una obra teatral, de Francis Veber también, de los últimos años. Arrasó tanto en los teatros como en las taquillas francesas, pero su éxito no se ha restringido sólo al país galo, ya que en 2010 se realizó un remake americano de la película, y la obra de teatro ha sido llevada a escena en diferentes países europeos.

Para mí, La Cena De Los Idiotas es la venganza de los idiotas del mundo, en algún momento alguien nos ha tratado así, como si ellos fueran más y nosotros, simples idiotas de diferentes edades, pero idiotas al fin y al cabo, que ni siente ni padecen, pero es que ser idiota es tan relativo…

El éxito de este humor (tanto en teatro como en pantalla grande), reside en gran medida en la cotidianidad de sus situaciones, incluso los diálogos nos resultan tan familiares, que los podríamos decir cualquiera de nosotros en algún momento.

Y es que, al igual que dice la maravillosa letra de la canción de los créditos del inicio, compuesta por Vladimir Cosma, al igual que toda la banda sonora restante; “a los veinte años o siendo abuelo idiota se es, si idiota se es.”

Tagged with: